La única cosa realmente valiosa es la intuición

La niña coreana que vio el fin del mundo

.

Esta es la extraordinaria experiencia de una niña asiática llamada Sarang.

Un día le fue mostrado el cercano futuro de la Tierra, a a través de una experiencia espiritual y se le encomendó que lo compartiera con todas las personas de la Tierra.

A Sa-rang le fueron  mostrados  los días finales del mundo mientras estaba entre dormida y despierta.

 ENTREVISTA:

PREGUNTA:

Sa-rang, por favor reláteme acerca de su experiencia espiritual.

SA-RANG:

Hace pocos días cuando leía la Biblia, estaba en un estado entre dormida y despierta por un espacio de corto tiempo. Durante ese tiempo vi el Cielo y el infierno y el Señor dijo que debía decirle a todos en la Tierra  lo que vi.

MADRE DE SA-RANG:

Un día vino hacia mí y me dijo, “Mamá, vi el Cielo y el infierno”. Y comenzó a relatarme de lo que vió. Yo solamente escuchaba su historia. Después de escucharla sabía que no era simplemente un sueño sino una experiencia espiritual. Pienso que Jesús le dio esta experiencia espiritual para que le hablara a todo el mundo sobre el Día del Juicio

Sa-rang fue educada con la Palabra de Dios en la Iglesia  Ju-sarang todos los días. Ella puede escuchar la voz de Dios muy bien. Estoy segura que el Señor está preparando a su pueblo hablándoles sobre el inminente Día del Juicio a través de niños como Sa-rang.

PREGUNTA:

¿Qué viste?

SA-RANG:

Vi un automóvil largo y grande que brillaba intensamente.Había alrededor de 30 personas en fila frente a ese automóvil. Cuando la puerta fue abierta, todas las personas en la fila comenzaron a entrar. Tan pronto entraron en el automóvil, la puerta se cerró.

De pronto, personas vestidas de gris aparecieron y comenzaron a golpear la puerta, pidiendo les fuera abierta. Sin embargo, la puerta nunca se abrió. (Lucas13:25)Así que se dieron por vencidos y se alejaron a otro lugar, frunciendo el ceño al automóvil Divino. A medida que se alejaban, se tornaron de color negro.

PREGUNTA:

¿Qué más viste además del automóvil?

SA-RANG:

También habían ángeles cerca del automóvil. Los ángeles eran cinco veces más altos que las personas comunes. Vestían ropa blanca reluciente y sostenían una espada de fuego en su mano derecha. Ellos protegían el automóvil y a las personas dentro de él.

PREGUNTA:

¿Qué hizo la gente en el coche?

SA-RANG:

Todos sonreían. Cuando miré de cerca, ví que algunos leían la Biblia y otros escuchaban la Palabra de Vida en un MP3.

PREGUNTA:
¿Quién se encontraba en el lugar del piloto?

SA-RANG:

Mi pastor estaba en el lugar del piloto  y había un hombre deslumbrantemente brillante sentado al lado de el. Era  tan brillante que no parecía un ser humano. Detrás de mi pastor, estaba la hermana Seon-eui. No sabía quiénes eran las demás personas vestidas de blanco.

PREGUNTA:
¿A dónde fuiste después?

SA-RANG:

El automóvil Divino volaba hacia el Cielo con los ángeles. Pero tan pronto levantó vuelo, fuego y azufre comenzó a llover desde el Cielo y la tierra se agrietó. Las personas lloraban gritando por ayuda diciendo“Ayúdame, ayúdame”. Pero el fuego quemó a todas las personas que no pudieron abordar el automóvil Divino.

PREGUNTA:

¿Cómo era el aspecto de las personas en el automóvil?

SARANG:

Ellos demostraban una pacífica sonrisa.

PREGUNTA:

¿A dónde fuiste después que el automóvil voló al Cielo?

SA-RANG:

El automóvil subió al Cielo y arribó en un lugar. Ví un Trono brillante y el Señor Jesús sentado en él. También, había una puerta detrás del Trono que podía ser abierta únicamente por ángeles. Después de un tiempo, los ángeles abrieron la puerta  y tan pronto entraron las personas en el automóvil, la puerta se cerró. Desde ese momento, sentí que la puerta no sería abierta nuevamente.

PREGUNTA:

¿Qué viste cuando la puerta se abrió?

SA-RANG:

Cuando la puerta se abrió, ví una luz brillante que salía y una bella escena natural también apareció. Era tan bella que quedé de pie muy asombrada. Miré muchos ángeles, animales, flores y árboles. Los ángeles sonreían a las flores,   los animales descansaban y jugaban. Las flores estaban en plena floración y los árboles sin defecto alguno . Yo pensé para mí: “Ahhhh tanta paz, yo deseo vivir aquí!!!!

PREGUNTA:

¿Qué sucedió con las personas restantes?

SA-RANG:

Miré numerosas personas,  también arena ante el Trono de Dios. Al momento de ver aquello  sabía que era el “TRONO DEL JUICIO DE DIOS”. Había un ángel al  lado del Señor, de pronto el ángel tomó a un hombre que estaba al frente del Trono del Juicio y lo arrastró por el suelo hacia el acantilado del Infierno.

El ángel lo entregó a otro ángel que estaba del  lado del acantilado y fue echado al Infierno. (Rev. 20:15) Después de eso, el Señor destruyó a las personas restantes y todos fueron arrojados al infierno. Las personas gritaban y pedían misericordia llorando, “Señor, ¡por favor sálvame! Y Jesús les dijo,“¡ES DEMASIADO TARDE PARA ARREPENTIRSE!”

PREGUNTA:

¿Qué viste en el Infierno?

SA-RANG:

Miré un mar sangriento de fuego hirviendo en el Infierno y humo que subía al cielo. Vi unas bestias aladas que volaban sobre el cielo y gritaban, era algo tan aterrador y horrendo que no puedo describir con palabras.

Las bestias aladas lanzaban terribles  insultos a la gente diciéndoles, “¡No hicieron nada más que cometer pecado!”. La gente lloraba adentro del mar de fuego diciendo: “¡Por favor sálvenme!”. Sin embargo, entre más gritaban, más se intensificaban las torturas. Las bestias apuñalaban a la gente con espadas.

Había muchos gusanos pequeños que se comían a la gente. Estaba muy asustada, pero luego vi hacia los cielos y vi el Reino Celestial y ya no sentí más miedo. Sentí miedo viendo el infierno, pero al ver el Cielo, fui llena de alegría. Cuando vi más de cerca, miré los  ángeles volando sobre el cielo cantando:  “¡Alabado sea el Señor!”

Después de esta experiencia, estaba totalmente consciente nuevamente, sentí que recién había regresado del Cielo y del infierno. Después de esa experiencia espiritual, me puse a pensar:  “Yo iré al Cielo a CUALQUIER costo y no iré al infierno”. Pienso que casi nadie en la Tierra va a ser salvo porque únicamente vi 30 personas en el automóvil Divino y las personas restantes en la Tierra fueron arrojados al infierno. Pueda que sean menos de 30 personas porque en Lucas dice: “Tal como ocurrió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del Hombre. Y el número de personas en el Arca de Noé fueron solamente ocho. Únicamente ocho personas fueron salvas en los días de Noe. Así que pensé que el número de personas que serán salvas son muy pocas.

Así que de ahora en adelante, estoy firmemente decidida a estar despierta e ir al Cielo por cualquier medio. El Señor dijo que su venida está cerca.

¡Señor, gracias por esta hermosa experiencia, Te Amo¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s